El Centro de Pastoral Afrocolombiana, CEPAC, convoca, anima y coordina las distintas iniciativas de trabajo pastoral que se realizan con el pueblo afrocolombiano

 

 

jueves, 2 de febrero de 2012

** BAJO ATRATO EMERGENCIA HUMANITARIA COMUNICADO PUBLICO No. 2

De: <asistente@laalianza.org.co>
Fecha: 1 de febrero de 2012 14:31


COMUNICADO PUBLICO No. 02
EMERGENCIA HUMANITARIA
AFROS E INDÍGENAS DEL BAJO ATRATO
COMUNIDADES
"Estado Indolente
Sociedad Inconsciente"

Nosotros y Nosotras, Las comunidades del Bajo Atrato, de los municipios de Bojayá, (Chocó) Vigía del Fuerte, Murindó, Unguia, Carmen del Darien, Riosucio, Acandí, y Turbo, Consejos Comunitarios de la Larga y Tumaradó, Salaquí, Truandó, Cacarica, Jagual, Jiguamandó, Curvaradó, Quiparadó, Comunidad de Pichindé, Peñas Blancas, Juntas de Acción Comunal, Organizaciones Sociales, CAMIZBA, Iglesia y Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Riosucio.

Nos desplazamos a la ciudad de Bogotá D.C. para exigir al Gobierno Nacional y sensibilizar a la comunidad nacional e internacional sobre la grave situación de EMERGENCIA HUMANITARIA que viven los poblados asentados en la orilla del bajo Atrato.

Esto es ocasionado por:
El constante desbordamiento del rio Atrato desde hace tres años. Que ha provocado el ahogamiento de niños y adultos mayores. Perdidas de cultivos, animales ganado, y no permite que se haga nuevo sembrados, destrucción de las viviendas, incomunicación casi total, falta de zonas seguras para los niños, el cese de actividades educativas. La carencia de un hospital de primer nivel, médicos, y medios de transporte para enfermos graves.

2° La persistencia del conflicto armado: los actores armados atemorizan e intimidan a los pobladores y no se goza de derechos civiles y políticos.
La espera de la devolución de tierras en las cuencas de los Consejos comunitarios: La Larga y Turmaradó, Jiguamiandó y Curvaradó.
El desplazamiento de las comunidades de Salaquí y Truando que esperan un retorno digno y seguro.

ESTADO INDOLENTE
Cansados de soportar todos los años inundaciones por el desbordamiento del rio Atrato, debido a los sedimentos de su cauce y el taponamiento de las bocas, 150. 000 habitantes, de los municipios de Riosucio, Carmen del Darién, Turbo, Murindó, Bojayá, y Vigía del Fuerte se han visto afectados desde hace más de tres años.

Pese a las reiteradas peticiones, acciones y reuniones, el incumplimiento en la atención y entrega de ayuda a la población desplazada es crónico.

Antecedentes
Ø  En Quibdó el 19 de febrero del año 2009 el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez representado por el Ministro de Transporte Andrés Uriel Gallego H. firmó unos compromisos con las organizaciones del Paro Cívico del Chocó donde se incluyen dragados de varias bocas del rio Atrato, y no cumplieron.

Ø  En el año 2011, 2.300 ciudadanos del municipio de Riosucio instauro una acción de tutela ante el Tribunal Contencioso del Chocó contra la Nación, Ministerio del Interior y de Justicia, Ministerio del Medio ambiente, Departamento del Chocó, Alcalde de Riosucio y CODECHOCÓ, Solicitando el dragado del rio Atrato y sus respectivas desembocaduras, dicho tribunal falló a favor de las comunidades, sin ninguna acción al respecto.
Ø  En el año 2011 en las riveras del rio Atrato, Bojayá, Vigía del fuerte, Murindó. Carmen del Darién, Riosucio, Unguía; fallecieron por inmersión 22 niños sin que se dieran a conocer o llegarán a ser denunciados por la prensa o por el ICBF.
Ø  El día 29 enero del presente, fueron trasladados del río Domingodó 12 niños indígenas hacia Riosucio, al borde de la muerte por desnutrición crónica.

Llamamos a las organizaciones sociales, defensoras de derechos humanos, medios de comunicación internacionales, nacionales y locales, e Iglesia, unirse y acompañarnos en estas manifestaciones y daremos para solucionar la EMERGENCIA HUMANITARIA que viven los poblados asentados en la orilla del río Atrato.

EXIGIMOS AL GOBIERNO NACIONAL:

1° Establecer inmediatamente una Mesa para atender la EMERGENCIA.
No soportamos más abandono e incumplimientos con nuestras comunidades afros y pueblos indígenas. Se firmen acuerdos serios que den respuestas a las necesidades ya mencionadas con el acompañamiento de la sociedad en general.

DECLARAMOS PUBLICAMENTE:

Que no nos retiraremos de Bogotá hasta que no estén dos dragas de alto calado en el rio Atrato.
No nos retiramos hasta que las ayudas humanitarias estén en manos de los desplazados y afectados por el invierno.

No nos retiramos de Bogotá hasta tanto no se cree y se instale la MESA POR EL ATRATO que debe estar conformado, entre otros, por:

Ministerio de Agricultura
Instituto Colombiano de Desarrollo Rural INCODER
Ministerio de Transporte
Dirección Marítima y Fluvial
Cancillería de la República Dra. María Ángela Holguín
Dirección para la Prosperidad Social (Acción Social)
Instituto Colombiano de Bienestar Familiar
Oficina de Asuntos Étnicos
Vicepresidencia de la República
Con representantes de las comunidades y gobiernos locales

Garantes

Solicitamos comedidamente servir de garantes:

Monseñor Rubén Salazar
Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia
Padre Darío Echeverry, C.M.F.
Padre Francisco Deroux, S.J.
Diócesis de Apartadó
Naciones Unidas
Cruz Roja Internacional
Corte Constitucional
Los periodistas: Felipe Zuleta y María Jimena Dussan


Bogotá, D.C. 30 de enero de 2012

Comunicaciones con:
Milton Velásquez
Teléfono: 3146848992
Jaime León
Teléfono: 3132092994- Telefax 2822260

Atte.
Comunidades del Bajo Atrato



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada